Ver demo×
×

¡Vean a NinjaOne en acción!

Al enviar este formulario, acepto la política de privacidad de NinjaOne.

Por qué la gestión de parches es importante para los MSP

Why is Patch Management Important banner

La gestión de parches se ha convertido en una parte esencial de las TI y un elemento crítico para garantizar la seguridad y eficacia de una empresa. ¿Por qué son tan importantes estas actualizaciones? En resumen, porque las empresas que carecen de una solución eficaz de gestión de parches corren un riesgo mucho mayor de sufrir un ciberataque.

Hay otras razones por las que es importante parchear el hardware y el software. En este artículo analizaremos estas razones, así como aquellas por las que las actualizaciones de software y la gestión de parches pueden ser una molestia tanto para los usuarios finales como para los profesionales de TI.

También examinaremos más de cerca los retos de la gestión de parches y aprenderemos cómo las herramientas de gestión de parches pueden aliviar la carga de un equipo de TI o de los MSP.

De qué tratará este artículo:

  • Qué es la gestión de parches
  • Por qué es importante la gestión de parches
  • Tipos de gestión de parches
  • Elegir una solución de gestión de parches

¿Qué es la gestión de parches?

Un parche es una corrección de una vulnerabilidad de seguridad o un error en una aplicación de software o firmware. Son pequeñas actualizaciones propias del código que evolucionan a medida que los proveedores de software trabajan continuamente para solucionar problemas en su producto o tapar agujeros de seguridad que se descubrieron después de su lanzamiento.

Los parches también pueden proporcionar a los usuarios una actualización importante de la versión del software, desbloqueando así nuevas funciones o mejorando la experiencia del usuario. Los parches suelen ser necesarios para mantener la compatibilidad entre las herramientas de software integradas a medida que evolucionan de forma independiente.

La gestión de parches consiste en realizar un seguimiento de estos parches y asegurarse de que el software y el hardware son seguros y están actualizados. Lo ideal es que el proceso de gestión de parches sea eficaz y oportuno, al tiempo que se minimizan los problemas de compatibilidad, los errores y el tiempo de inactividad.

¿Qué es una política de gestión de parches? 

Una política de gestión de parches es un enfoque documentado de la gestión de parches establecido por una organización o su equipo de TI. Una política de gestión de parches sólida permite a una organización desplegar parches de forma eficaz y lo más rápidamente posible. Los pasos necesarios para ello incluyen detectar qué componentes del sistema requieren un parche, priorizar sus actualizaciones y validar los parches para garantizar que son compatibles con el resto del entorno y minimizar el tiempo de inactividad.

Es importante que las organizaciones cuenten con una política de gestión de parches, ya que el número de vulnerabilidades de software que aprovechan los hackers está en aumento. Una política de gestión de parches debe abordar y documentar las siguientes áreas:

  • Detección y programación
  • Priorización
  • Pruebas
  • Asignación de funciones y puntos de contacto
  • Despliegue de parches
  • Seguimiento, control e informes

Más adelante en este artículo, hablaremos de las herramientas automatizadas de gestión de parches. Estas soluciones y servicios pueden aligerar considerablemente la carga que supone la gestión de las actualizaciones, al automatizar y agilizar la mayoría de los aspectos relacionados con las políticas de la lista anterior.

¿Por qué es importante la gestión de parches para los MSP?

Aunque el número de ciberataques anuales sigue aumentando, los riesgos pueden evitarse en gran medida tomando las precauciones adecuadas. Los errores ocurren y a menudo la supervisión de la seguridad es insuficiente, lo que facilita que los hackers se aprovechen de vulnerabilidades comunes. Con una política o un sistema eficaz de gestión de parches, este riesgo puede mitigarse antes de que provoque rupturas muy costosas.

Una gestión de parches eficaz también te ayudará a afrontar estos retos de seguridad:

  • Coordinación adecuada de las medidas de seguridad adoptadas por los departamentos de TI y otros departamentos
  • Cumplimiento de la normativa y mantenimiento del seguro de ciberseguridad
  • Automatización del canal de seguridad
  • Protección de sistemas tecnológicos críticos

Además de reforzar tu seguridad, los parches pueden darte acceso a nuevas o mejoradas funciones de software que de otro modo podrías perderte. Sin mencionar de que no actualizar el software integrado puede provocar problemas de compatibilidad, ya que dos aplicaciones dispares no se conectan correctamente.

La gestión de parches como servicio o a través de una herramienta es beneficiosa para las pequeñas empresas y sus empleados porque les ayuda a ahorrar una cantidad de tiempo considerable. A falta de las herramientas adecuadas, estas empresas tendrían que dedicar su tiempo a buscar vulnerabilidades y asegurarse de que todos los parches se encuentran, se ejecutan y se prueban en cuanto estén disponibles.

Por supuesto, esto obliga a los empresarios y trabajadores a desviar su atención de otras necesidades importantes, algo que los MSP se empeñan en evitar. La naturaleza automatizada de una herramienta de gestión de parches garantiza que los dispositivos estén adecuadamente protegidos sin sacrificar un tiempo valioso.

Retos de la gestión de parches

  1. Desplegar parches conlleva mucho tiempo

Puede resultar desalentador identificar y evaluar continuamente las vulnerabilidades, descargar y probar los parches y, a continuación, implementar los parches en tus sistemas.  El mayor obstáculo para los usuarios finales es saber si hay una actualización disponible. Aunque Microsoft es famoso por su «Martes de Parches», la mayoría de las empresas de software no se adhieren a este sistema.

Piensa en cuántas aplicaciones utiliza una empresa media. Pueden ser entre 20 y 50 herramientas en función de la empresa, y mucho más en el caso de las grandes compañías. Ahora, supongamos que cada uno de esos desarrolladores de aplicaciones publica un parche cada 2-3 semanas (y sin seguir un calendario estipulado). Son muchas actualizaciones para mantenerse al día y mucho tiempo invertido en localizarlas e implementarlas.

  1. Falta de control del inventario de TI

Algunos entornos de TI pueden estar parcheados de forma desordenada, un problema que afecta más a la TI autogestionada de las pequeñas empresas que a la gestionada por un MSP. Cuando es así, no hay un registro actualizado de qué dispositivos ejecutan qué software, por lo que la gestión del inventario de TI no es la adecuada. Esto puede dar lugar a problemas evidentes cuando se intenta parchear decenas de máquinas diferentes.

  1. Ninguna intención de desplegar cada uno de los parches

Algunos usuarios se enfrentarán al reto de los parches sin rodeos, pero la mayoría simplemente intentará ahorrar tiempo y esfuerzo instalando sólo los parches más críticos. El problema es que es difícil para un usuario final saber qué parches son realmente críticos. Inevitablemente, se perderá una actualización de seguridad importante.

  1. Fallos de los parches

Ocasionalmente, una actualización provocará un cierto tiempo de inactividad. Esto puede deberse a una descarga fallida o a un archivo dañado, a un error humano o a algún tipo de problema de compatibilidad. La única forma de evitarlo por completo es probar primero todas las actualizaciones en un entorno de prueba.

  1. Gestión de vulnerabilidades

Un solo parche nunca es suficiente. Una vez que una vulnerabilidad se bloquea con una actualización, seguramente habrá otra actualización más adelante. De hecho, algunas actualizaciones incluso han creado nuevas vulnerabilidades que luego habrá que parchear. Esto ocurre frecuentemente. La cuestión es que la gestión de parches nunca termina: es un asunto que exige ponerse al día constantemente y sobre el que cualquier persona familiarizada con la ciberseguridad debería estar muy informada.

Herramientas y soluciones de gestión de parches para MSP

Una vez que dispongas de una política y un proceso de gestión de parches, comprobarás cuánto tiempo y esfuerzo te llevará aplicar las mejores prácticas de gestión de parches. Y no se trata de un asunto puntual, ya que la gestión de parches se convertirá ahora en el trabajo a tiempo parcial de quien haya sido designado jefe de proyecto o «técnico de parches».

Si eres un MSP, no hace falta ni que te contemos la pérdida de tiempo que supondría intentar parchear a todos tus clientes manualmente. No va a ocurrir… al menos no de forma segura.

Es entonces cuando la herramienta adecuada de gestión automatizada de parches puede convertirse en un salvavidas. Estas herramientas ayudan a abordar toda la carga de trabajo y a bloquear las vulnerabilidades de seguridad de la forma más eficiente posible. Las herramientas actuales de gestión de parches sustituyen a los tediosos y lentos procesos manuales que los equipos de seguridad, desarrollo y TI intentan evitar a toda costa.

El software y las herramientas de gestión de parches se han creado para abordar los distintos pasos del proceso de gestión de parches de forma eficaz. Realizan tareas como escanear, supervisar, alertar, priorizar, desplegar, probar y elaborar informes sin apenas intervención manual.

Estas herramientas pueden variar en complejidad: algunas ofrecen una función básica, como el envío de recordatorios de actualización de versiones, y otras trabajan en un entorno de TI complejo y estratificado para gestionar todos los aspectos de la gestión de parches en toda una organización.

Elección de una solución de gestión de parches

La mejor solución de gestión de parches variará en función del tamaño de la organización que vaya a utilizarla. Una gran empresa con una arquitectura de TI compleja y múltiples equipos que le dan soporte necesitará una solución de gestión de parches más rica en funciones que una pequeña o mediana empresa.

Por supuesto, las necesidades de los MSP varían mucho de las de los usuarios finales. La primera de ellas es la tenencia múltiple, que permite gestionar varios clientes desde un mismo lugar. La siguiente es la riqueza de las funciones de automatización y su despliegue con un solo botón en todos los endpoints del cliente. Todo lo que reduzca costes de mano de obra es fundamental para el proveedor de TI.

Sin embargo, estas consideraciones siempre deben equilibrarse con la eficacia. La solución más automatizada y rentable no es muy útil si no puede realizar la tarea para la que ha sido diseñada. Al fin y al cabo, los MSP eligen herramientas específicas como NinjaOne porque no sólo son sencillas, sino también lo suficientemente fiables como para poner en juego la reputación de su empresa. Si a esto le añadimos la ventaja de disponer de varias herramientas importantes de RMM y seguridad accesibles desde un único panel de control, la elección de asociarse con NinjaOne resulta evidente.

Conclusión

Muchos usuarios finales (y profesionales de TI) tienden a ver la gestión de parches como otra tediosa tarea de seguridad que se interpone en el camino de cosas más importantes. Teniendo en cuenta las predicciones de que las vulnerabilidades de las aplicaciones seguirán siendo el método de ataque externo más común, nadie puede permitirse descuidar la gestión de parches.

Las organizaciones de todos los tamaños tienen que abordar la gestión de parches de frente e invertir en una política de gestión de parches que cubra todos los pasos importantes que hemos comentado en este artículo. Y lo que es más importante, deben realizar un seguimiento de su ejecución y asegurarse de que alguien está siempre al día con los parches en toda su red.

Las herramientas automatizadas reducen o eliminan esta carga al ofrecer soluciones eficaces que garantizan la cobertura de todos los pasos del proceso de gestión de parches. Las herramientas multiuso como NinjaOne van un paso más allá, al combinar la gestión de parches con otros elementos esenciales como la supervisión y gestión remotas (RMM) y las copias de seguridad y recuperación de datos.

También te puede gustar

¿Listo para convertirte en un Ninja informático?

Descubre cómo NinjaOne puede ayudarte a simplificar las operaciones de TI.

Términos y condiciones de NinjaOne

Al hacer clic en el botón «Acepto» que aparece a continuación, estás aceptando los siguientes términos legales, así como nuestras Condiciones de uso:

  • Derechos de propiedad: NinjaOne posee y seguirá poseyendo todos los derechos, títulos e intereses sobre el script (incluidos los derechos de autor). NinjaOne concede al usuario una licencia limitada para utilizar el script de acuerdo con estos términos legales.
  • Limitación de uso: sólo podrás utilizar el script para tus legítimos fines personales o comerciales internos, y no podrás compartirlo con terceros.
  • Prohibición de republicación: Bajo ninguna circunstancia está permitido volver a publicar el script en ninguna biblioteca de scripts que pertenezca o esté bajo el control de cualquier otro proveedor de software.
  • Exclusión de garantía: El script se proporciona «»tal cual» y «según disponibilidad», sin garantía de ningún tipo. NinjaOne no promete ni garantiza que el script esté libre de defectos o que satisfaga las necesidades o expectativas específicas del usuario.
  • Asunción de riesgos: El uso que el usuario haga del script corre por su cuenta y riesgo. El usuario reconoce que existen ciertos riesgos inherentes al uso del script, y entiende y asume cada uno de esos riesgos.
  • Renuncia y exención: El usuario no hará responsable a NinjaOne de cualquier consecuencia adversa o no deseada que resulte de su uso del script y renuncia a cualquier derecho o recurso legal o equitativo que pueda tener contra NinjaOne en relación con su uso del script.
  • CLUF: Si el usuario es cliente de NinjaOne, su uso del script está sujeto al Contrato de Licencia para el Usuario Final (CLUF).