Ver demo×
×

¡Vean a NinjaOne en acción!

Al enviar este formulario, acepto la política de privacidad de NinjaOne.

Actualización de Windows: fin de soporte a Windows 7 y 8/8.1

Windows 7

Microsoft Windows, uno de los sistemas operativos más populares del mundo, ha declarado que el soporte a los sistemas operativos Windows 7 – 8/8.1 llegará a su fin. En las próximas semanas, esta actualización supondrá cambios significativos tanto para los profesionales de TI como para las empresas MSP. Marca el 10 de enero de 2023 en el calendario, porque será entonces cuando la era de Windows 7, 8 y 8.1 llegue a su fin.

El soporte ya no está disponible para Windows 7 – 8/8.1

En diciembre de 2022, Microsoft informó a sus clientes de que el soporte para Windows 7 Extended Security Update (ESU), Windows 8 y Windows 8.1 finalizaría el 10 de enero de 2023. Los usuarios no podrán utilizar Microsoft 365 en los dispositivos que cuenten con estos sistemas operativos. Además, Google anunció que dejaría de dar soporte a Chrome en Windows 7 y 8/8.1, y que Chrome 109 será la última versión compatible con estos sistemas operativos.

Una breve historia de Windows 7, 8 y 8.1

Aunque el soporte general de Windows 7 finalizó en 2015 y su soporte ampliado en 2020, los usuarios tenían la opción de pagar por tres años más de soporte, que finalizó este año en enero. El soporte general para Windows 8 finalizó en 2018, y su soporte ampliado terminó en enero de 2023, junto con Windows 7. Mientras que las empresas pueden no lamentar el final del Windows 8 o de la versión 8.1, ligeramente mejorada, muchas empresas y usuarios quedaron consternados al enterarse del final del popular y fiable Windows 7.

Por qué Microsoft ha dejado de dar soporte a Windows 7 y 8/8.1

Microsoft afirma que hay que en mantenerse al día con las nuevas tecnologías y la innovación. Y por eso ha dejado de dar soporte a Windows 7 – 8/8.1. Esto se ajusta a su directiva moderna de ciclo de vida (Modern Lifecycle Policy), especialmente al primer punto. La directiva estipula que «La Directiva moderna de ciclo de vida abarca productos y servicios a los que se presta mantenimiento y soporte técnico de forma continua. En virtud de esta directiva, el producto o servicio permanece en soporte si se cumplen los siguientes criterios:

  1. Los clientes deben mantenerse al día según los requisitos de servicio y sistema publicados para el producto o servicio.
  2. Los clientes deben tener los derechos necesarios para usar el producto o servicio.
  3. Microsoft debe ofrecer actualmente soporte técnico para el producto o servicio».

Cómo afecta la actualización de Windows a los profesionales de TI y a las organizaciones

¿Qué supone la actualización de Microsoft para los profesionales de TI y cómo afectará a las organizaciones? Lo más probable es que la transición de los antiguos sistemas operativos a los nuevos métodos conlleve algunos retos y bloqueos. Dado que el mundo de las TI está en perpetua evolución, los equipos de TI internos no deberían tener muchos problemas para adoptar la actualización.

Sin embargo, es posible que a las empresas MSP les resulte un poco más difícil convencer a sus clientes de cambiar, sobre todo porque cada vez más empresas utilizan Windows 7 en lugar de Windows 11. Si los clientes de las MSP o los departamentos de TI deciden conservar el sistema operativo antiguo a pesar de la falta de servicio, pensando «si no está roto, no lo arregles», se enfrentarán a estos obstáculos:

  • Ningún soporte por parte de Microsoft

Con Windows 7 y 8/8.1, los usuarios no tendrán ningún tipo de soporte por parte de Microsoft. Esto significa que no hay actualizaciones de funciones, actualizaciones de seguridad ni actualizaciones de ningún tipo. Los dispositivos seguirán funcionando, pero bajo su propio riesgo.

  • Los dispositivos son vulnerables a los ataques

Dado que los endpoints con los antiguos sistemas operativos de Microsoft no reciben actualizaciones de seguridad, son vulnerables a los ataques. Estos endpoints, que contienen datos críticos, pueden infectarse fácilmente con malware, dejando los datos en manos de peligrosos ciberdelincuentes. Un sistema operativo va de la mano con buenas prácticas de gestión de endpoints para garantizar que todos los dispositivos permanecen seguros.

  • Algunas aplicaciones no funcionan

A medida que Windows 7, 8 y 8.1 vayan quedando obsoletos, ciertas aplicaciones dejarán de funcionar en los dispositivos. Como hemos indicado anteriormente, Google Chrome ya ha mencionado que no dará soporte a Chrome en Windows 7 y 8/8.1. Cabe esperar que otras aplicaciones sigan su ejemplo y vayan eliminando la compatibilidad con los sistemas operativos obsoletos.

  • Encontrar ayuda para resolver los problemas se hace difícil

A los usuarios les resulta difícil encontrar ayuda cuando utilizan sistemas antiguos o anticuados. Cuando aparece un problema, encontrar soluciones u orientación no fácil.

  • No habrá acceso a la última y mejor versión

Las nuevas tecnologías y sistemas operativos ofrecen más funciones, mayor seguridad y mejor rendimiento. Si los usuarios siguen usando un sistema operativo antiguo, se perderán las ventajas que ofrece el nuevo. Puedes usar un RMM para asegurarte de que todos sus dispositivos tienen instalado el sistema operativo correcto.

3 formas en que los responsables de TI pueden gestionar la actualización de Windows

En este momento, las organizaciones que cuentan con sistemas operativos Windows recientemente obsoletos están esforzándose por encontrar la mejor manera de hacer frente a la actualización. He aquí algunas soluciones que los responsables de TI pueden utilizar para gestionar la actualización:

1) Actualización al nuevo sistema operativo de Microsoft

Si ya usas un sistema operativo Windows, la forma más sencilla de afrontar el final de Windows 7-8/8.1 es pasarte a la versión más reciente de Windows. Existen multitud de sistemas operativos Windows excelentes para empresas de todos los tamaños, como Windows 10 u 11.

2) Cambiar de sistema operativo

Hay muchos empresarios que ven el fin de Windows 7-8/8.1 como una oportunidad para pasarse a otro sistema operativo, como Linux. Si tu sistema operativo actual no te proporciona el servicio, la facilidad de uso o las herramientas que tu empresa necesita, considera la posibilidad de cambiar a otro sistema operativo.

3) No hacer nada

Algunas empresas creen en el dicho «si no está roto, no lo arregles» y tienen pensado seguir utilizando Windows 7, 8 u 8.1 incluso después de la actualización. En esencia, su estrategia actual consiste en no hacer nada. Esta opción puede funcionar para las pequeñas empresas, pero no es recomendable para las grandes, y no es una solución fiable a largo plazo para ninguna organización.

Conclusión

Aunque la era de Windows 7 – 8/8.1 haya llegado a su fin, las empresas pueden ver este acontecimiento como una oportunidad para modernizar y mejorar sus sistemas informáticos con un nuevo sistema operativo. Para llevar tu entorno de TI al siguiente nivel, piensa en usar una herramienta RMM, como NinjaOne, para gestionar mejor todos tus sistemas de TI.

Tanto si formas parte de un equipo de TI interno como de una empresa MSP, NinjaOne RMM es la herramienta que necesitas para gestionar mejor todos tus endpoints, actualizar tus sistemas y garantizar la seguridad de todos tus activos de TI. Pero te limites a fiarte de lo que decimos; pruébalo gratuitamente para dar el primer paso hacia la creación de un entorno informático más seguro, sólido y eficaz.

Próximos pasos

La creación de un equipo de TI próspero y eficaz requiere contar con una solución centralizada que se convierta en tu principal herramienta de prestación de servicios. NinjaOne permite a los equipos de TI supervisar, gestionar, proteger y dar soporte a todos tus dispositivos, estén donde estén, sin necesidad de complejas infraestructuras locales.

Obtén más información sobre Ninja Endpoint Management, echa un vistazo a un tour en vivocomienza tu prueba gratuita de la plataforma NinjaOne.

También te puede gustar

¿Listo para convertirte en un Ninja informático?

Descubre cómo NinjaOne puede ayudarte a simplificar las operaciones de TI.

Términos y condiciones de NinjaOne

Al hacer clic en el botón «Acepto» que aparece a continuación, estás aceptando los siguientes términos legales, así como nuestras Condiciones de uso:

  • Derechos de propiedad: NinjaOne posee y seguirá poseyendo todos los derechos, títulos e intereses sobre el script (incluidos los derechos de autor). NinjaOne concede al usuario una licencia limitada para utilizar el script de acuerdo con estos términos legales.
  • Limitación de uso: sólo podrás utilizar el script para tus legítimos fines personales o comerciales internos, y no podrás compartirlo con terceros.
  • Prohibición de republicación: Bajo ninguna circunstancia está permitido volver a publicar el script en ninguna biblioteca de scripts que pertenezca o esté bajo el control de cualquier otro proveedor de software.
  • Exclusión de garantía: El script se proporciona «»tal cual» y «según disponibilidad», sin garantía de ningún tipo. NinjaOne no promete ni garantiza que el script esté libre de defectos o que satisfaga las necesidades o expectativas específicas del usuario.
  • Asunción de riesgos: El uso que el usuario haga del script corre por su cuenta y riesgo. El usuario reconoce que existen ciertos riesgos inherentes al uso del script, y entiende y asume cada uno de esos riesgos.
  • Renuncia y exención: El usuario no hará responsable a NinjaOne de cualquier consecuencia adversa o no deseada que resulte de su uso del script y renuncia a cualquier derecho o recurso legal o equitativo que pueda tener contra NinjaOne en relación con su uso del script.
  • CLUF: Si el usuario es cliente de NinjaOne, su uso del script está sujeto al Contrato de Licencia para el Usuario Final (CLUF).