Ver demo×
×

¡Vean a NinjaOne en acción!

¿Qué es la microsegmentación?

La microsegmentación representa un enfoque progresivo en el ámbito de la seguridad de redes que ha despertado un gran interés entre las organizaciones por su potencial para transformar radicalmente las estrategias de defensa tradicionales. Este artículo explorará qué es la microsegmentación, cómo funciona y los beneficios de este enfoque de seguridad.

¿Qué es?

La microsegmentación es una técnica de seguridad que permite asignar políticas de seguridad precisas a las aplicaciones del centro de datos, hasta el nivel de carga de trabajo. Este enfoque ofrece un modelo de seguridad mejorado, ya que reduce la superficie de ataque dentro del centro de datos al segmentar las cargas de trabajo.

¿Qué es la carga de trabajo?

La carga de trabajo se refiere a la capacidad de computación requerida por una tarea concreta dentro de un centro de datos. Puede tratarse de una sola aplicación, un componente de una aplicación o un servicio. Cada carga de trabajo opera en un entorno único, y puede interactuar con otras cargas de trabajo para realizar su función.

En la microsegmentación, cada carga de trabajo se aísla de las demás, lo que garantiza que cualquier posible brecha pueda contenerse dentro de esa carga de trabajo específica, evitando su propagación a otras partes de la red.

Cómo funciona 

La microsegmentación se desvía significativamente de las medidas de seguridad tradicionales. La seguridad tradicional suele centrarse en la defensa del perímetro, asegurando las fronteras de la red pero dejando el interior relativamente desprotegido. La microsegmentación, por otro lado, protege cada carga de trabajo individual, creando así un entorno de confianza cero dentro de la red. Esto reduce drásticamente el alcance de los posibles ataques.

Su funcionamiento consiste en dividir una red en partes seguras y manejables, conocidas como segmentos. Cada segmento está aislado y tiene su propio conjunto de políticas de seguridad. Esto permite un mayor control del flujo de tráfico entre cargas de trabajo, garantizando que sólo se permita el tráfico legítimo. Si una amenaza se infiltra en el sistema, la segmentación impide que se desplace lateralmente por la red.

Ventajas  

  1. Mayor seguridad: al aislar cada carga de trabajo, impide que las ciberamenazas se propaguen horizontalmente por la red, reduciendo así la superficie de ataque y mejorando la seguridad general de la red.
  2. Mejor visibilidad: ofrece una visión más transparente del tráfico de red, lo que permite mejorar la supervisión y la detección de anomalías.
  3. Mayor eficiencia: gracias a su granularidad, la microsegmentación permite una seguridad más precisa, lo que se traduce en un mejor uso de los recursos y un mayor rendimiento de la red.
  4. Cumplimiento mejorado: contribuye al cumplimiento normativo al proporcionar un control granular sobre los datos y los recursos de red, lo que facilita la demostración de la existencia de controles de seguridad.

Casos prácticos

La microsegmentación se utiliza en varios escenarios:

  • En un centro de datos se puede utilizar la microsegmentación para segregar información sensible y evitar así accesos no autorizados.
  • En entornos de nube garantiza la seguridad de las cargas de trabajo que se mueven entre la nube y los entornos locales.
  • En una brecha de seguridad la microsegmentación puede contener la amenaza en un único segmento, minimizando así los daños.

Cómo la microsegmentación transforma la seguridad de las redes

La microsegmentación es una poderosa herramienta en el arsenal de la ciberseguridad. Al proporcionar un control granular del tráfico de red, mejora la seguridad y contribuye al cumplimiento de la normativa y a la detección de amenazas. A medida que evolucionen las ciberamenazas, estrategias como la microsegmentación serán cruciales para salvaguardar los datos y recursos de las organizaciones.

¿Listo para convertirte en un Ninja informático?

Descubre cómo NinjaOne puede ayudarte a simplificar las operaciones de TI.