Ver demo×
×

¡Vean a NinjaOne en acción!

¿Qué es una lista blanca de aplicaciones?

En el mundo digital actual existen multitud de programas y aplicaciones informáticas. Aunque algunas son beneficiosas, otras pueden suponer amenazas para la seguridad. Para garantizar la seguridad de tu sistema, es necesario adoptar medidas estrictas. Una de estas medidas preventivas pasa por crear una lista blanca de aplicaciones.

¿Qué es una lista blanca de aplicaciones?

Cuando hablamos de listas blancas de aplicaciones nos referimos a la práctica de especificar un índice de aplicaciones de software aprobadas a las que se permite estar presentes y activas en un sistema informático. El objetivo de las listas blancas de aplicaciones es proteger los ordenadores y las redes de aplicaciones potencialmente dañinas.

La importancia de la lista blanca de aplicaciones

  • Prevenir la ejecución de aplicaciones no autorizadas: las listas blancas ayudan a bloquear todas las aplicaciones no autorizadas que podrían dañar el ordenador o el sistema de red.
  • Reducir la vulnerabilidad: sólo pueden ejecutarse las aplicaciones aprobadas, lo que minimiza la vulnerabilidad del sistema frente al software malicioso.
  • Mejorar el control: controla las aplicaciones y programas que los usuarios pueden instalar y ejecutar, garantizando que sólo utilizan software seguro y aprobado.
  • Respetar las reglas de cumplimiento: muchos sectores tienen normativas que exigen determinadas normas de cumplimiento, incluidas las listas blancas de aplicaciones, para garantizar la seguridad de sus sistemas informáticos.
  • Reducir el impacto de los ataques: en caso de ciberataque, el impacto se reduce considerablemente, ya que la amenaza se limita únicamente al software explotado y no puede propagarse a través de programas no aprobados.

Cómo funciona una lista blanca de aplicaciones

Las listas blancas de aplicaciones se basan en el principio de «denegar todo, permitir por excepción». Esto significa que, por defecto, todas las aplicaciones se consideran no fiables a menos que se incluyan específicamente en la lista blanca. El proceso de creación de listas blancas de aplicaciones implica varios pasos:

  1. Identificar las aplicaciones de confianza: el primer paso en la creación de listas blancas de aplicaciones es identificar las aplicaciones de confianza que son necesarias para las operaciones empresariales. Esta lista varía según la organización, en función de sus necesidades y funciones específicas.
  2. Crear la lista blanca: una vez identificadas las aplicaciones de confianza, se añaden a la lista blanca. Se trata de una lista de software autorizado que puede ejecutarse en el sistema informático.
  3. Aplicar políticas de lista blanca: la lista blanca se aplica mediante políticas administrativas de restricción de software que controlan qué aplicaciones pueden instalar y ejecutar los usuarios en sus sistemas.
  4. Supervisar y actualizar la lista blanca: la lista blanca no es estática, sino que requiere actualizaciones y revisiones periódicas para añadir nuevas aplicaciones de confianza, eliminar las obsoletas y responder a la evolución de las amenazas a la seguridad.

Siguiendo estos pasos, las listas blancas de aplicaciones pueden mejorar significativamente la seguridad y el control de un sistema informático, convirtiéndolo en un componente vital de una estrategia integral de ciberseguridad.

Listas blancas y listas negras de aplicaciones

Aunque tanto las listas blancas como las negras pretenden proteger los sistemas de aplicaciones dañinas, su enfoque difiere. Las listas negras bloquean las aplicaciones maliciosas conocidas, mientras que las listas blancas sólo permiten la ejecución de aplicaciones aprobadas. Mientras que las listas negras son reactivas y tratan las amenazas a medida que aparecen, las listas blancas son proactivas y evitan que se ejecute cualquier aplicación no aprobada.

Control de aplicaciones vs. listas blancas de aplicaciones

El control de aplicaciones es un concepto más amplio que no sólo incluye las listas blancas, sino también otras técnicas como las listas negras y las listas grises. Proporciona un control más exhaustivo de las aplicaciones, permitiendo a determinados grupos de usuarios acceder a ciertas aplicaciones y denegando el acceso a otras.

El papel de las listas blancas de aplicaciones en la ciberseguridad

Las listas blancas de aplicaciones son una medida de ciberseguridad esencial que ayuda a proteger los sistemas de posibles amenazas. Se trata de un enfoque proactivo que impide la ejecución de aplicaciones no autorizadas en un sistema. Aunque forma parte del concepto más amplio de control de aplicaciones, no se puede menospreciar su importancia para garantizar la seguridad del sistema. Con el aumento de las ciberamenazas, comprender y aplicar las listas blancas de aplicaciones puede salvar a las organizaciones de posibles pérdidas de datos.

Quizá también te interese...

¿Qué es un controlador de dispositivo?

¿Qué es un conjunto de servicios básicos (BSS)?

¿Qué es la memoria principal?

¿Qué es PostScript?

¿Qué es una VPN (red privada virtual)?

¿Qué es la gestión de riesgos de TI?

¿Qué es la gestión del cumplimiento? Definición e importancia

¿Qué es la virtualización? Definición y visión general

¿Qué es la inteligencia de amenazas (CTI)?

¿Qué es una ACL (Lista de Control de Acceso)?

¿Qué es una APT (Amenaza Persistente Avanzada)?

¿Qué es un controlador de dominio?

¿Listo para convertirte en un Ninja informático?

Descubre cómo NinjaOne puede ayudarte a simplificar las operaciones de TI.